La Agencia Europea de Medicamentos dijo que ha recibido una solicitud de Merck para autorizar su antiviral contra el coronavirus, la primera píldora que se ha demostrado que trata la COVID-19.

En una declaración el martes, el regulador de medicamentos de la UE dijo que había comenzado a evaluar molnupiravir, realizado por Merck y Ridgeback Biotherapeutics, y que se podría tomar una decisión en cuestión de semanas sobre si podría ser aprobado.

La semana pasada, la EMA emitió un consejo de emergencia diciendo que el molnupiravir podría usarse para tratar adultos infectados con el coronavirus que aún no necesitan oxígeno adicional y tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave.

La agencia dijo que el medicamento debe administrarse tan pronto como sea posible después de que se haya diagnosticado la COVID-19 y dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas. Se debe tomar dos veces al día durante cinco días.

A principios de este mes, Gran Bretaña se convirtió en el primer país del mundo en aprobar la droga. El Reino Unido autorizó el molnupiravir para adultos diagnosticados con COVID-19 y con al menos un factor de riesgo de enfermedad grave.

Una píldora antiviral que reduzca los síntomas y acelere la recuperación podría ser innovadora, aliviando el número de casos en los hospitales y ayudando a frenar los brotes explosivos en conjunto con las campañas de vacunación.

Europa se encuentra ahora en el epicentro de la pandemia y la Organización Mundial de la Salud ha advertido que sin medidas urgentes, Europa podría ver 700.000 muertes más por COVID-19 para la primavera.

Molnupiravir también está pendiente de revisión con los reguladores en los Estados Unidos, que se espera que convoque un panel de expertos a finales de este mes para considerar la autorización.

Incluso si la píldora está autorizada, los suministros iniciales serán limitados. Merck ha dicho que puede producir 10 millones de cursos de tratamiento este año, pero gran parte de ese suministro ya ha sido comprado por gobiernos de todo el mundo.

En octubre, Merck acordó permitir que otros fabricantes de medicamentos produjeran molnupiravir y firmó un acuerdo de licencia con el Fondo de Patentes de Medicamentos respaldado por la ONU que permite que su píldora sea fabricada por empresas en docenas de países.


Leave Your Comment